Un Mundo de Fantasía
Conéctate para poder comentar....si no quieres, cierra este mensaje y sólo podrás leer


Aquí se habla, se juega, se escribe y se dibuja sobre todos aquellos libros que marcan la vida: Harry Potter, Percy Jackson, Las Crónicas de Kane, Los Juegos del Hambre y más, mucho más. Para los fans de la fantasía, la magia, la mitología...
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 I'm Sorry, Annabeth...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 16
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: I'm Sorry, Annabeth...   Lun 30 Sep 2013, 2:29 am


I'm Sorry, Annabeth...

-Eres tú o yo... Y... Yo... Yo no puedo dejar que algo malo te pase -dijo Percy agarrando su cara con suavidad.
-¡No puedes decidir por mí! -exclamó Annabeth, las lágrimas le hacían ver borroso-. Sólo... Sólo déjame quedarme contigo...
-Lo siento, Annabeth -se inclinó a besarla con pasión, tratando de demostrar todo lo que sentía en ese beso.
-Percy... -se separó de él para decirle algo al oído.
Los seis que los acompañaban se sorprendieron por la reacción de Percy. Abrió los ojos al máximo, luego la boca y se tambaleó. Pero después sonrió ampliamente, como si fuera el hombre más feliz del mundo, y le dio vueltas por el aire mientras la besaba.
-Percy -dijo Nico tensándose-. Yo... -Percy se volvió hacia él bruscamente y lo agarró de los hombros de tal forma que lo lastimaba.
-No te atrevas a decir nada, Nico -dijo con tal furia que todos dieron un paso atrás-. No permitiré que ninguno de ustedes lo haga, ¿entendido? -los miró a cada uno.
Nico miraba con la misma tristeza e impotencia que cuando murió Bianca. Leo tenía la cabeza gacha y los ojos cerrados, como para evitar mirarlo. Hazel tenía los ojos inundados de lágrimas y estaba abrazada a Frank como si fuera un oso de peluche. Piper tenía los labios fruncidos y los ojos de un solo color: negro. Jason cruzó con él una mirada desafiante, pero no la pudo sostener y bajó la cabeza. Y Annabeth...
-Son las mejores personas que existen -dijo Percy.
Hazel y Piper corrieron a abrazarle. Después Frank, Leo, Jason y Nico.
Y Annabeth.
Y la abrazó.
Y la besó.
Como si no hubiera mañana.
Y para él no lo había.
Caminó con paso decidido hacia la puerta y entró. Inspirando, empezó a empujar las puertas. Los brazos le pesaron, sentía como si hubiera vuelto a cargar el peso del cielo. Tenía la cara perlada de sudor cuando, por fin, la puerta se cerraba.
Spoiler:
 
Leo y Frank consolaban a Hazel, Nico le ayudaba a cerrar las puertas. Piper y Jason agarraban a Annabeth. Y Percy vio sus ojos. Había tanto dolor que tuvo ganas de llorar. Pero debía mostrarse fuerte.
Por Annabeth.
Y se cerraron.
-¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!! -gritó Annabeth, ya del otro lado.
Ese grito desgarrador le rompió el corazón en mil pedazos. Las lágrimas ya caían por su rostro. El silencio sepulcral que había le dio un escalofrío. Sus pies se movieron con desgano hacia una pared de piedra. Se recostó dejándose caer. ¿Qué acababa de hacer? Podía sentir el cansancio del esfuerzo por las puertas, además de todas las heridas. Había una especialmente fea que empezaba a sangrar mucho, pronto Percy moriría desangrado.
-Mierda -murmuró escondiendo la cabeza entre las manos-. ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ LA VIDA TIENE QUE SER ASÍ? ¡PUTOS DIOSES! ¡PUTA GEA! ¡PUTAS PUERTAS! ¡PUTA PROFECÍA! -gritó golpeando el piso sin parar de llorar.
Entonces dio un respingo y llevó una mano a su bolsillo. Papel y Anaklusmos. Destapó su boli pero... Ya no se convertía en su espada. Era solo un bolígrafo normal. Se puso a escribir.


Querida Annabeth,

Escucha, yo no quería hacer esto. Pero no hay más solución. Ahora, mientras muero, pienso en los momentos que pasamos juntos. ¿Recuerdas cuando yo estaba semiinconsciente y aún así me preguntaste acerca de la profecía? Pensé que estabas loca... No te ofendas. ¿Y después cuando me dijiste que babeaba cuando dormía? Sigo haciéndolo, sobretodo cuando sueño contigo... Todas las noches. Fuimos a ese parque de diversiones y aprendí que le tienes miedo a las arañas, pero, aún así, eres más valiente que yo, en cierto modo.
Admito que a los doce años ya estaba algo atraído. Me gustaba, era la primera vez que una chica prestaba tanta atención en mi. A los trece me sentí desesperado cuando Circe trataba de que te quedaras con ella, pensé que ibas a abandonarme. Y te conocí mejor en la isla de las sirenas, siempre te crees mejor, ¿a que no? Mi vida se derrumbaba cuando estabas por morir, en ese caso Polifemo iba a pagarla muy caro.
Después se te ocurrió la idea de tirarte con el Dr. Espino, y Nico me preguntó si no se te había ocurrido una idea mejor, siendo la hija de la diosa de la sabiduría, no sé cómo no lo estrangulé. Y me preguntó si eras mi novia... Una bolsa lista para comer para los lobos de Artemisa tenía su nombre. Me volvía loco de furia la idea de que Luke te hiciera cargar el peso del cielo, me daban más ganas de matarlo que a Cronos. Y conocí a tu padre, es muy buena persona y sí que te quiere. Y no te opusiste tanto como creí cuando te pedí no decirle a Quirón que Nico era hijo de Hades, debiste entender, en cierto modo, que ese chico ahora estaba solo contra el mundo; y lo había decepcionado, que bien que llegaron Grover y tú, si no me hubiera puesto a llorar como niñita por la impotencia: había roto una promesa y un niño de diez años que me había tratado como un superhéroe me odiaba y deseaba que yo estuviera muerto.  
Fui el chico más feliz del mundo cuando me besaste, pero luego... Lamento si te puse celosa, ¿te cuento un secreto? Estuve tentado de quedarme con Calypso, era dulce, guapa, atenta... Y me amaba, y yo la amaba, en cierto modo. Pero pensé en ti, y en Grover, y en mamá... Pero sobretodo en ti. Quise ayudarte, pero no parecidas capaz de aceptar a nadie luego de la traición de Luke.
No te enfurezcas pero... Rachel me besó. Lo siento, Rachel, pero debo decirlo. Después fui al río Estigio con Nico. Me dijo que pensara en algo que me mantuviera atado a la vida, y, mientras me deshacía, escuché que alguien me recordaba mi hilo a la vida y te vi por encima del agua, te burlabas de mi, me había caído al agua, me tendiste la mano y... Salí del río. Y Ethan te hirió, en ese momento el mundo se me cayó a pedazos, la sola idea de que te murieras hacía que quisiera matar a todos. Luke te preguntó si tu lo amabas... Y dijiste que no, fue un alivio. Me ofrecieron la inmortalidad, que loco, ¿no? Pero recordé cuando pensé que te ibas a unir a las cazadoras de Artemisa, y no pude imaginarme una vida sin vos...
Después Hera me secuestró y me dejó sin memoria, pero había una palabra en mi mente: Annabeth, una chica de cabello rubio rizado, ojos grises y que acostumbraba a besarme cuando hacía algo tonto. Y pensar en ti me dio fuerzas para seguir adelante.
Estos días contigo en el Tártaro no fueron tan malos... Si me entiendes jeje. Verte era lo que me daba fuerzas, me hacías sentir bien, llamándome "Sesos de Alga".


Su cuerpo empezó a tener espasmos e hizo un esfuerzo para seguir escribiendo.

Ya llega mi hora, que estúpido que fui, de haber caído en cuenta de que iba a morir habría aprovechado cada segundo par- besarte. Pienso en Grover, el sátiro más valiente. En Quirón, ese trasero de pony que quiero como a un padre. En Poseidón, que no fue tan malo aunque lo haya llegado a odiar. En Leo, que siempre trataba de sacarnos una sonrisa. En Piper, la reina de belleza que sabe como calmarte. En Jason, que aunque nos comportemos como enemigos es mi hermano. En Thalia, la semidiosa más valiente y leal. En Frank, mi "hermano". En Hazel, mi hermana menor a la que quiero demasiado. En Reyna, que creo que va a encontrar a a esa alguien que la ame. En Rachel, que fue mi mejor amiga y si, me gustaba un poco. En Octavian, que me debe un panda. En Blackjack, mi pegaso inseparable. En la Señorita O'Leary, una perra del infierno que merece todo. En Paul, que es el mejor padrastro que existe. En Nico, que me demostró que hay que disfrutar cada segundo de la vida. En Tyson, el mejor chico que existe en todo el planeta. En mamá, la cual amo sobre todas las cosas y es mi inspiración, la mujer más hermosa que existe.
Y en ti.
Pienso en ti, siempre, cada segundo. Te amo, te amo, te amo. No me va a alcanzar la tinta ni de millones de lapiceras para decirte cuanto te quiero. Y también amo a esa Sally Jr, o Luke Jr.


Sus ojos escocieron. Su respiración se hizo más pausada y dificultosa. La mano le temblaba.

Los/Las amo,

Su Sesos de Alga

Paró de escribir y se arrodilló temblando incontrolablemente.
-Dioses -murmuró-. Si alguna vez hice algo que les pareció bien, llevenselo a Annabeth -no hubo respuesta, seguía teniendo la hija en la mano-. Me parecía -gruñó.
Entonces sintió un dolor en todo el cuerpo. Cayó al suelo retorciendose, la sangre que salía de sus heridas lo hacía ver todo borroso. Casi no respiraba. Tenía la hoja en una mano sobre el pecho y Anaklusmos en la otra.
-Annabeth... -dijo mirando al techo.
Sus ojos verdes ya no veían, estaban quietos y habían perdido el brillo. Su cabeza cayó hacia un costado. Su boca de había curvado en una sonrisa al haber sido su último pensamiento para Annabeth.


-¡¡¡¡NOOOOOOO!!!! -gritó Afrodita cayendo al suelo y cubriendo su cara con las manos mientras sus hombros se movían de tal forma que era obvio que lloraba.
Todos los dioses que estaban allí estaban aún en shock, con el corazón destrozado por el grito de la diosa del amor. No la habían escuchado tan dolida nunca en su vida.
-¡Hades has algo! -gritó desesperada a el dios de la muerte mirándolo.
-Yo... No... -tartamudeó Hades aún sin creérselo.
Poseidón fue el primero en acercarse a Afrodita. Le paso un brazo por encima del hombro. La diosa escondió su cara en su pecho. El dios del mar lloraba como ella. Desesperado por la muerte de su hijo.
-Las muertes unen familias, increíble, ¿no? -dijo Hestia con sus ojos de fuego apagados y sombríos. Su fuego del hogar estaba frío.
Hestia asintió débilmente.
-Zeus... Por favor -dijo a su esposo mirándolo suplicante.
-Está bien.
Todos los dioses lo miraron sorprendidos.
-Por Percy Jackson -dijo él sombrío-, el héroe del Olimpo.


Annabeth tocó la puerta de la casa de Sally. Ésta salió desesperada. Pero sólo se encontró con una Annabeth desolada y Nico di Angelo.
-Hola, señora Jackson -saludó Nico-. ¿Podemos hablar con usted?
Sally los dejó pasar y se sentaron en la sala de estar con Paul.
-Sally... -dijo Annabeth en voz baja-. Percy...
-¡NO! -gritó Sally tapandose los oídos-. Va a llegar ahora. Paul...
-Es un héroe, Sally, más grande que el mismísimo Hércules -dijo el aludido abrazándola.
-¡No! Mi bebé va a venir, hay que hacerle comida azul, galletas, pasteles, muffins, ¡donuts para Blackjack! -su tono de voz era desesperado, más que cuando Percy había desaparecido.
-Señora Jackson... -dijo Nico.
-Mi bebé -dijo con voz cortada llorando desesperadamente-. Mi bebé...


Esa mañana se respiraba un aire cargado de tristeza. Estaban todos en el campamento Mestizo, en el Anfiteatro. Semidioses griegos, romanos, dioses, ninfas, sátiros, cíclopes, harías, mortales... Todos por el funeral de Percy Jackson. Después de que se quemara una bandera de color azul con un tridente verde, era el turno de hablar. Empezó Quirón, luego Sally, luego Poseidón, Nico, Grover, Hazel...
Hasta qué llegó el turno de Annabeth.
-Percy... -empezó pero su voz se quebró.
-Annabeth -dijo Afrodita levantándose de su lugar-. Mientras Percy... Ya sabes... Moría -dejó escapar un gemido-... Escribió esto, pidió que te lo trajéramos, su última voluntad... -le extendió un papel.
Annabeth lo leyó tratándose las lágrimas. Al terminar, todos la miraban expectantes. Ella asintió débilmente y se llevó una mano al estómago. Después notó algo escrito más pequeño y casi ilegible.

Lo siento, bebé. De verdad quiero estar a tu lado, enseñarte a hablar, a cabalgar, a nadar, a jugar con la señorita O'Leary, a molestar a tu madre...Tantas cosas. No podré celarte, si eres niña, cuando te guste un chico. Esto lo hice no porque quiero abandonarte, sino que quiero un mundo mejor para ri. Te amo. Y siempre voy a estar allí, cada vez que sientas la brisa del mar estaré allí, acariciandote la mejilla y cantando canciones al oído.

Annabeth sintió las lágrimas correr por sus mejillas.
-Si -dijo con tristeza-. Estoy embarazada.

...

-Mamá... -murmuró Sally llorando y agarrando la mano con las dos manos.
-Sally... -los ojos grises de Annaberh ya perdían brillo.
Levantó su mano débilmente y la puso en la mejilla de su hija.
-Percy... Él es tu padre, el mayor héroe que ha existido -sonrió.
-Pero mamá...
Annabeth tosió incontrolablemente. Una enfermedad desconocida.
-Creo que me tengo que ir -dijo.
-¡No! Tío Nico -Sally de volvió al hombre que era su padrino-... Haz algo...
-Mo puedo -respondió Nico.
-Mírame. Tus ojos..
Sally se inclinó sobre ella mirándola fijamente. Pero después notó que sus ojos ya no la miraban.
-¡¡¡NO!!! -gritó.
Nico miró la escena atentamente, Sally no era capaz de ver lo que pasaba a su alrededor.
El alma de Annabeth había salido de su cuerpo y parecía perdida.
-Annabeth -la llamó alguien .
Nico y Annabeth-Fantasma se dieron vuelta y lo vieron allí: Percy.
Percy le tendió la mano y Nico vio, sobrecogido, como ella lo agarraba y caminaban juntos, juveneciendo mientras lo hacían.
Hasta que sólo quedaron dos chicos de doce años.

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
Nona97
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Ceres/Demeter
Sexo : Femenino
Mensajes : 446
Puntos : 509
Reputación : 1
Edad : 19
Localización : supongo que por ahí...
Empleo /Ocio : leer, escuchar música, dibujar...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
51/100  (51/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: I'm Sorry, Annabeth...   Mar 01 Oct 2013, 2:34 pm

Es muy triste Crying or Very sad me gusta como lo has escrito

__________

Kane Chronicles Spain
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
SritaFangirl
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Poseidón
Sexo : Femenino
Mensajes : 889
Puntos : 1154
Reputación : 5
Edad : 19
Localización : Fangirlandia
Empleo /Ocio : Leer/Escribir/Usar la computadora/Fangirlear con Loki
Humor : Bipolar/Raro/Géminis

Hoja de Personaje
Barra de honor:
56/100  (56/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: I'm Sorry, Annabeth...   Vie 01 Nov 2013, 9:45 am

Ay dioses dioses dioses dioseeeees...acabo de leerlo :'( :'( :'( estoy llorando como una Magdalena :'( espero que Rick nunca nunca nunca mate a Percy

__________
"...El lector es un viajero entre mundos; el escritor, un habitante de la tierra de la magia..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unmundodefantasia.foroac.com
ZoeJacksonBlack
mortal
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : afrodita
Sexo : Femenino
Mensajes : 3
Puntos : 3
Reputación : 0
Localización : Hogwarts y El campamento mestizo
Empleo /Ocio : Practicar con armas - deporte extremos (algunos)- baile- magia- leer
Humor : Normal

Hoja de Personaje
Barra de honor:
100/100  (100/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: I'm Sorry, Annabeth...   Jue 14 Mayo 2015, 6:21 pm

Wo-ah me quede sin palabra es triste pero es genial... Sigue escribiendo.

__________
ZoeJacksonBlack.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: I'm Sorry, Annabeth...   

Volver arriba Ir abajo
 
I'm Sorry, Annabeth...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Agua y Aceite

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Un Mundo de Fantasía :: Todo para Escribir :: Fan fics :: Percy Jackson-
Cambiar a: