Un Mundo de Fantasía
Conéctate para poder comentar....si no quieres, cierra este mensaje y sólo podrás leer


Aquí se habla, se juega, se escribe y se dibuja sobre todos aquellos libros que marcan la vida: Harry Potter, Percy Jackson, Las Crónicas de Kane, Los Juegos del Hambre y más, mucho más. Para los fans de la fantasía, la magia, la mitología...
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 The Son of Sobek II

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: The Son of Sobek II   Mar 09 Jul 2013, 1:01 am

Resumen:

¿Quién fue? Eso me pregunto, quien hizo que abriera esa puerta con el campista. Sadie ha hecho que se lo diga a Walt/Anubis, pero ni él sabe. Ahora lo he escuchado, en el fondo de mi mente:
Carter
Temo que me tengo que unir a él.


PRÓLOGO



A veces hay un niño llamado Percy con un jeroglífico secreto en su mano. Y tengo esa sensación de que tarde o temprano me levantaré en medio de la noche y oiré una sola palabra, dicha urgentemente en mi mente...


"Carter"
Me desperté sobresaltado, sudando. 
-¡SADIE! -grité levantándome y corriendo en pijama.
-¿Carter? -preguntó Walt y luego vi a Sadie.
-¡Percy! -dije, Sadie y Walt se miraron y asintieron con la cabeza.
Los tres corrimos hasta la terraza. Freak ladeó la cabeza y nos miró sorprendido. No lo culpo, estábamos los tres en pijama.


El viento me azotó la cara mientras salíamos de la Duat, ¿Sadie se había dormido o era solo mi impresión? Pude ver en la lejanía cuatro figuras.
-Ahí -grité a Freak.
-¡Sa-mir! -dijo una figura femenina apuntando a Percy.
Percy cayó al suelo gimiendo de dolor a medida que el jeroglífico aparecía en distintas partes de su cuerpo. Una chica rubia gritó.
-¡Percy!- Entonces desapareció, literalmente.
La que lanzó el hechizo se movía con habilidad mientras interceptaba golpes a la nada. Entonces cerró la mano entorno a algo y tiró un gorro. La chica rubia apareció y pude ver sus ojos. Eran grises como de tormenta y daban miedo, mucho. Pude jurar que había lágrimas en ellos.
Aterrizamos y saqué mi khopesh de la Duat, Walt y Sadie tenían su báculo.
La rubia salió despedida contra una pared y quedó inconsciente. Percy también lo hizo, su ropa echaba humo.
La figura se dio vuelta y paró una estocada con su báculo. Había otro chico. Vestía totalmente de negro y su aspecto me hizo acordar a Anubis. Era flaco y mediano, con los ojos y el cabello de color chocolate. Tenía expresión lúgubre y una espada totalmente negra.
El chico cayó al suelo agarrándose una herida en el brazo. Entonces la figura se volvió hacia nosotros y sonrió.
-Al fin llegas, Carter, ¿listo para la fiesta? -dijo, su voz era fría y cruel, antigua, como la de Apofis. 
Pude ver sus ojos dorados y como de serpiente antes de que me atacara.
No estoy seguro si caminaba, flotaba.
-Inclínense ante nosotros -dijo-. Somos el Caos.
Nos apuntó con su báculo, pero en el último segundo se arrepintió y giró. Tarde. La espada se le clavó en el hombro y gimió. El chico la miró con fiereza. Tenía la mirada de la Muerte.
La chica cayó al suelo boca arriba, su cuerpo empezó a brillar y sus ojos se volvieron en torno a mí.
-Volveremos -dijo y empezó a jadear.
Sus ojos se volvieron verdes y aterrorizados.
-¿Qué pasó? -preguntó la rubia acercándose con Percy, cojeando los dos.
-Apofis... -nos miró-. Cronos... -miró a los otros tres. Puso los ojos en blanco y se desmayó.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
SritaFangirl
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Poseidón
Sexo : Femenino
Mensajes : 889
Puntos : 1154
Reputación : 5
Edad : 19
Localización : Fangirlandia
Empleo /Ocio : Leer/Escribir/Usar la computadora/Fangirlear con Loki
Humor : Bipolar/Raro/Géminis

Hoja de Personaje
Barra de honor:
56/100  (56/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Mar 09 Jul 2013, 9:49 am

Es genial Mel!! Sería una buena continuación si el tío Rick no quisiera seguirlo...xD

Jefaza Nico's Wife

__________
"...El lector es un viajero entre mundos; el escritor, un habitante de la tierra de la magia..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unmundodefantasia.foroac.com
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Miér 10 Jul 2013, 3:26 pm

Capítulo 1


-Gracias por venir -dijo Percy mirándome.
-Si, fue de mucha ayuda -susurró el chico dio un traspié, Sadie lo agarró antes de que cayera-. Gracias.
Walt se adelantó y agarró al chico.
-¿Cómo estás Nico? -preguntó.
El tal Nico levantó la cabeza.
-¿Cómo sabes mi nombre? -preguntó.
Puedo jurar que la figura de Walt titiló durante un segundo y se convirtió en Anubis, para luego volver a ser Walt.
-¿Anubis? -preguntó Nico.
Walt asintió con la cabeza. Sadie carraspeó.
-Me pueden decir que pasa aquí -dijo.
-Estaba pensando lo mismo -dijo la rubia.
-¿Empiezas tú campista? -pregunté.
-No, empieza tú, hombre pollo -dijo Percy.
Sadie soltó una carcajada. Fulminé a Percy y él sonrió. Entonces empecé a explicar lo que había pasado (después de que, obviamente, Sadie me interrumpiera burlándose de la paliza que me dio Percy).
-Ahora quiero saber como se conocen -dije mirando a Nico y Walt.
-Bueno... Cuando buscaba la forma de revivir a Bianca, tuve que buscar otro tipo de ayuda... -empezó Nico.
-Fue peligroso, muy peligroso, nos podrían haber castigado -añadió Walt.
-Ya, no nos descubrieron -bufó Nico.
Walt negó con la cabeza.
-Fue más que eso, abriste un vínculo que nadie más se atrevió a abrir, excepto... -nos miró a mi y a Percy.
Levanté las manos a la defensiva. 
-Eh, tío, tranquilo. -giré a la rubia-. ¿Cómo te llamas?
-Annabeth Chase.
Escuché un gemido y vi a la chica de ojos verdes tratar de levantarse. La ayudé y se apoyó en mi temblando.
-Por el Sagrado Poseidón, ¿qué pasó? -preguntó.
-Eso nos estábamos preguntando -dijo Sadie.
Negó con la cabeza.
-Es confuso, susurros... -se estremeció-. Lo último que recuerdo fue haber encontrado un collar extraño...
Percy y yo nos miramos y surgió una chispa de entendimiento.
-¿Algo más? -pregunté.
-Yo... el Campamento -dijo-. Acababa de llegar y... me encontré con una chica, pelirroja, pecosa... rara. Creo que se llamaba Rachel. Me sacudió por los hombros y dijo algo sobre el regreso...
-¿El regreso? -preguntó Percy.
-Alto -sacó un lápiz y una hoja y empezó a escribir. Lo leyó y se estremeció. Me dio la hoja. La leí en voz alta.


"De la sangre de los faraones tres magos llegarán,


De la sangre de los dioses tres semidioses llegarán.


De las cenizas del Tártaro, de el olvido el Caos volverá,


Y el mundo sumido en un trance lo aceptará.


El corazón de un semidios el amor habrá de cegar,


Y de la unión más fuerte la Ma'at derrumbar o preservar"



Obviamente eso no significaba nada bueno.
-Esto... ¿estás segura que es así? -preguntó Annabeth.
-Si -murmuró la chica.
-¿Quién eres?
-Samantha, Samantha Redfield, por determinar, seguidora de la senda de Neftis y Horus.
-Hummm... ¿Qué es Ma'at? -preguntó Percy.
-Es la fuerza de la verdad, la justicia y la armonía -dijo Annabeth rodando los ojos.
-¿Cómo lo sabes?
-Wikipedia.
-Ah.

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
SritaFangirl
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Poseidón
Sexo : Femenino
Mensajes : 889
Puntos : 1154
Reputación : 5
Edad : 19
Localización : Fangirlandia
Empleo /Ocio : Leer/Escribir/Usar la computadora/Fangirlear con Loki
Humor : Bipolar/Raro/Géminis

Hoja de Personaje
Barra de honor:
56/100  (56/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Miér 10 Jul 2013, 3:45 pm

Muy bueno!!

__________
"...El lector es un viajero entre mundos; el escritor, un habitante de la tierra de la magia..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unmundodefantasia.foroac.com
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Jue 11 Jul 2013, 1:01 am

Capítulo 2



Hola, Percy al habla. Espero que Carter no los haya aburrido [Déjame Carter, no vale golpear] Bueno, continúo. 
Observé a la chica con curiosidad, preguntándome que sabía.
-Hay que hablar con Quirón -dijo Annabeth y asentí.
-Oh no, no voy a entrar a ese lugar -se negó Walt, o Anubis.
-¿Por qué no?
-Los dioses no pueden entrar en el territorio de los otros dioses -dijo Nico. ¿Qué cosas sabía ese chico?
Negué con la cabeza.
-Te puedes quedar, pero nosotros iremos -me señalé, luego a Nico y Annabeth.
Carter me miró y asintió.
-Yo voy -declaró.
-Yo también -dijo Samantha.
Sadie (la hermana de Carter) me miraba como sí fuera una rata pisoteada mientras mascaba chicle. ¿De dónde había sacado?
-Bueno, a ello -suspiró y su hermano la miró con algo parecido a nostalgia.


-Tienes un grifo -repetí. Sadie rodó los ojos y subió a la barca-. Recuérdame por donde vamos a viajar.
-Duat -dijo empujandonos adentro de la barca.
-Suerte -dijo Walt mirando a Sadie-. Cuidado.
Sadie sonrió.
-Me he enfrentado a Apofis, unos niños no me dan miedo, hay muchos en la Mansión de Brooklyn -dijo.
-Al Campamento Mestizo -informó Carter al grifo-. Rápido, Freak.
-¿Por qué se llama Freak? -pregunté.
-¡¡FRIIIIIC!! -chilló Freak.
-¿Eso responde a tu pregunta? -Carter sonrió.
-Si -dije aún aturdido por el chillido.


Viajar por la Duat era como un viaje con la Señorita O'Leary. Sólo que daba más miedo.
-¿Están bien? -preguntó Carter.
-Creo que voy a vomitar -mi voz sonó quejica hasta en mis propios oídos.
Miré a Nico, estaba igual, más pálido de lo que era (y eso es decir demasiado). Annabeth mantenía una expresión decidida que la hacía ver más hermosa de lo que es [Ya Sadie, no molestes] pero notaba que no se sentía bien.
-No seas marica -dijo Sadie.
-Yo, Annabeth Chase, permito la entrada al Campamento Mestizo a Sadie y Carter Kane -vociferó Annabeth.
Habíamos llegado.
Miré a los hermanos, Sadie parecía haberse tragado el chicle.
-Es... -empezó Carter.
-Una pasada -completó Sadie.


El Campamento estaba en su mejor momento. Luego de la guerra contra Cronos y el juramento de los dioses, nuevos campistas llegaban con nosotros. La noche se cernía sobre nosotros y pude ver la fogata. Quirón giró y nos vio, sonrió, pero la sonrisa se borró de su rostro al ver a nuestros invitados.
-Quirón, ellos son... -empecé.
Él se puso delante mío como cubriéndome a mi y a Nico y Annabeth de los "forasteros"
-¿Quiénes son? 
Sadie lo miró con expresión desafiante, como diciendo. "Ya estoy aquí y no puedes hacerme nada trasero de pony".
-Soy Sadie Kane, él es mi hermano, Carter -dijo-. Percy nos trajo.
-No son semidioses.
-No te creo, somos... -Carter codeó a Sadie.
-Explicaciones.


Cuando terminé de explicarle a Quirón, él se frotó la barbilla y me miró.
-No me dijiste nada.
-No quería preocuparlos -me ardía la cara de furia, ¿por qué tenía que mirarme de es manera? ¿Estaba descepcionado, furioso o descepcionado y furioso?
-Estás creciendo, ya no eres el niño que había perdido todo lo que tenía y derrotado a un minotauro. Debía imaginarme que me esconderías cosas.
-Ustedes me han escondido cosas desde que tengo 12 años. 
-Eh, Percy -interrumpió Annabeth-. ¿Ustedes...?
-¡Ustedes! -señalé a Quirón y luego al cielo-. Me escondieron la profecía, que tenía un hermano y que... Había otros dioses además de los romanos.
-Percy -Quirón me miró como a veces, recordándole a algún héroe que había entrenado siglos atrás-. Fue por tu propio bien.
Se escuchó un grito y lo recordé.
-¿Captura la bandera? -pregunté.
-Hn empezado antes de que yo les dijera -dijo Quirón y salió trotando de la Casa Grande.
-Captura la bandera suena divertido -dijo Sadie e hizo lo que nadie esperaba, siguió a Quirón.
-Estoy seguro que tiene THDA -murmuró Carter y siguió a su hermana sacando esa espada, khopesh.
-Bueno, creo que hay que ir -dijo Samantha, se había quedado callada todo el tiempo, como Nico.
Asentí y corrí hacia el bosque. Tenía el presentimiento que sería mi último captura la bandera.

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Vie 12 Jul 2013, 12:40 pm

Capítulo 3


-Percy -dijo Carter detrás mío, no me sobresalté, ya lo había escuchado.
Me apoyé en el árbol mirandolo, había crecido algunos centimetros en esos meses.
-Supongo que quieres hablar -dije.
Asintió.
-¿Para qué me llamaste? -preguntó.
-Esa chica llegó -respondí-. Estaba con Nico y Annabeth, nos atacó, estabamos perdiendo, los hechizos que lanzaba nos acabarían en varios minutos, y... Llegaste tú.
-No los hubiera matado -dijo Nico, yo y Carter nos pusimos en guardia, nos había sorprendido-. Supongo que esperaba que viniera Carter para matarnos a todos.
-Tiene lógica -murmuró Carter.
Me recorrió un escalofrío al recordar las palabras de Samantha; Cronos...
-¿Quién es Apofis? -pregunté.
-Es el caos, una serpiente maligna -dijo con cautela.
Un gritó rompió el silencio que le siguió a la declaración de Carter.
Los tres corrimos rapidamente a buscar la procedencia del grito.

El juego había parado, todos se habían juntado alrededor de un claro del bosque. Quirón llegaba con nosotros. Annabeth y Sadie estaban al lado de alguien, con caras de preocupación y terror.
Una chica estaba tirada en el suelo, su piel tenia un color blanco antinatural, sus ojos estaban abiertos y eran lo unico que se veia de su cara, tapada por su cabello negro. Sus manos estaban cerrados sobre un objeto que titilaba debilmente, hasta que se apagó.
-¿Qué pasó? -pregunté con sorpresa.
Sadie se levantó y me miró.
-Tomó eso, brilló y se derrumbó -dijo con firmeza, aunque parecía a punto de desmayarse.
-Tenemos que hablar -dijo Quirón agarrando el objeto con la punta de su espada.


-Es magia muy antigüa -dijo Quirón casi para si mismo-. De la titanomaquia, lo más probable.
Titanomaquia. La era de los titanes antes de que Zeus cortara a Cronos en pedacitos.
-¿Y qué hace? -pregunté.
-Los egipcios no eran los únicos que usaban anfitriones -dijo Quirón-. La escencia de los titanes era inestable y poderosa, para gobernar el mundo usaban mortales, pero no duraban mucho. Luego, con la llegada de los semidioses, los titanes trataron de introducirse a elos a traves de objetos comunes, como cpllares o pulseras, el alma del semidios entraba en el objeto y eran sustituidas la de los titanes, era muy dificil y solo lo podian hacer los titanes más poderosos.
Eso era un problema grande.

_______
Guau, en serio soy tan buena? ^^

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
SritaFangirl
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Poseidón
Sexo : Femenino
Mensajes : 889
Puntos : 1154
Reputación : 5
Edad : 19
Localización : Fangirlandia
Empleo /Ocio : Leer/Escribir/Usar la computadora/Fangirlear con Loki
Humor : Bipolar/Raro/Géminis

Hoja de Personaje
Barra de honor:
56/100  (56/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Vie 12 Jul 2013, 12:44 pm

Eres genial!!

__________
"...El lector es un viajero entre mundos; el escritor, un habitante de la tierra de la magia..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unmundodefantasia.foroac.com
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Vie 12 Jul 2013, 2:17 pm

Capítulo 4

[Que profunda reflexión, Percy, no puedo creerlo... Ahora dame el micro]
Hola, espero no se hayan olvidado de Sadie Kane, yo le salve el estúpido trasero a mi hermano incontables veces [¡Déjame Carter!] Carter quiere que cuente esta parte porque el no la vivió.
Se preguntarán: "Oh Sadie, ¿cómo te ha ido con Walt y Anubis?" Gracias por preguntar. Estoy feliz con ellos, Walt está vivo y Anubis es de carne y hueso. Es extraño, si. A veces me pregunto si no estarán teniendo una discusión para ver quien besa mejor o cosas por el estilo. También me pregunto si estoy besando a Walt o a Anubis y eso. [Lo siento si me fui por las ramas, Percy, pero hay gente que si se interesa por mi. Si si; ya sigo]
Después de que el trasero de poni nos dijera lo de los dioses griegos y titanes y anfitriones tenía la cabeza hecha un lío. Nos mando a dormir a una cabaña, dijo algo así como Hermes, bueh, no importa, lo importante es que nos llevaron a una cabaña. No eran tantas personas.
Yo me tiré en la cama y empecé a dormir, pero claro, mi puñetero ba no me deja dormir tranquila nunca.
Estaba en un callejón oscuro y siniestro [Si, Carter, era siniestro.¡Calla!] Pensé que en cualquier momento vendría un psicópata con una moto sierra. Mi corazón se paralizó cuando vi quien estaba allí.
Walt.
Estaba atado contra una pared de pies y manos. Sus ojos hicieron que diera un paso hacia atrás. Daba miedo, demasiado. A su lado estaba una chica. Dioses, era la chica que había muerto en el Campamento. Su expresión era de diversión y sus ojos eran dorados y como de serpiente.
-¿Pensaste lo que te dije? -preguntó.
-Mi respuesta es no, como antes -respondió Walt-. Estas terminando con mi paciencia, en cualquier momento voy a matarte.
Guau, que violento se había puesto.
-Tengo infiltrados en el Campamento, me haces algo y ellos mataran a tu noviecita -dijo la chica sonriendo con frialdad.
-Si le hacen algo a Sadie, juro que te mataré y le daré de comer tu corazón a Ammit con mis propias manos -dijo Walt con odio.
-Tranquilo Anubis, ¿por qué tan molesto? Si se muere su fantasma va a ir al Inframundo, entonces podrías dejar ese cuerpo mortal que no te beneficia para nada.
Eché un vistazo a la Duat y vi que la expresión de Anubis era de frialdad y odio total.
-Me siento bien en este cuerpo, gracias por la oferta -murmuró.
La chica se acercó y le agarró la cara.
-¿No te gustaría librarte de este cuerpo? ¿Volver a ser libre de hacer lo que quieras sin las ataduras de Walt?... ¿Tener a Sadie para ti solo?
-No -dijo Anubis entrecerrando los ojos y moviendo la cabeza para que la chica quitara su mano.
-¿No te sientes atraído hacia el Caos? Tu padre es el caos, claro que menor que yo, pero el caos al fin y al cabo.
La expresión de Anubis cambió a confusión un momento y luego volvió a la frialdad de antes.
-No... -pude notar un poco de vacilación en su tono de voz.
-Eso no te lo crees ni tú -dije orgullosa la chica.
Pude notar que Walt y Anubis fruncieron el entrecejo al mismo tiempo. Parecían tener una conversación o algo así. Genial, estaban discutiendo.
-Han agotado mi paciencia, Walt Stone y Anubis, prepárense para sufrir -dijo la chica.
Pude notar que Walt y Anubis posaban sus hermosos ojos castaños en mi.
Entonces desperté. Estaba sudando y temblando. No hacía ni un año que Walt había estado a punto de morir y Anubis me fue prohibido y no iba a perderlos. Desperté a Carter y él me miró soñoliento.
-Walt y Anubis están en peligro-le dije.

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Vie 12 Jul 2013, 2:54 pm

Capítulo 5

[Bueno Sadie, fue suficiente]
Si, estaba soñoliento. ¡Merecía dormir! Dioses, soy un ser humano [No Percy, no soy mitad pollo, ¡cállate!]
En esos momentos me gustaría volver a tener a Horus pululando dentro. No sabía que hacer para ayudar a Sadie. Se notaba que tenía miedo y odiaba verla así [Quita esa sonrisa de tu cara]
En fin. Sadie y yo nos levantamos y salimos. Había entendido que Percy estaba en la cabaña número 3 y ahí fuimos. Toqué la puerta y esperé. Se escuchó un ruido como si algo se cayera, supuse que Percy. Este se asomó con la puerta entreabierta. Parecía a punto de dormirse otra vez en el suelo.
-Hola, pensé que eran Annabeth -dijo bostezando.
-No hay tiempo, Walt está en peligro -dije.
-Walt... ¿El novio de Sadie?
-Si, ese.
Sadie nos contó su sueño y Percy hizo una mueca.
-Nos traicionaron otra vez.
-¿Otra vez? -preguntó Sadie.
-En la guerra contra Cronos, muchos semidioses nos traicionaron y se unieron a él y nos atacaron.
"Como en la guerra contra Apofis" pensé.
-¿Los acompaño? -preguntó.
-Claro que no, vinimos aquí para decirte que nos vamos -dijo Sadie con sarcasmo.
-Nico tiene razón -dije-. Nos querían a todos juntos. Iremos todos juntos.
Percy asintió.
-Buscaré a Annabeth. Ustedes busquen a Nico, en la cabaña 13 -dicho esto salió corriendo hacia la cabaña de Annabeth.


La cabaña trece daba un poco de miedo. Toda negra y con antorchas. Del techo colgaban unas estalactitas, supuse que así sería el Inframundo griego. Apenas pusimos un pie en el porche. Nico salió a nuestro encuentro. Parecía haber dormido poco o nada.
-¿Qué pasa? -preguntó.
-Walt está en peligro -dijo Sadie.
-Oh, entiendo, ¿vamos?
Ese chico si era directo. Sadie asintió y salimos de la cabaña. Me di cuenta de que Nico no tenía la remera naranja como todos los campistas, ni el collar con cuentas.
-¿Por qué no tienes la remera o el collar? -pregunté con un poco de timidez.
Se tomó su tiempo para responder.
-No soy un campista con todas las letras, con suerte me quedo dos días aquí. Vivo viajando.
Me hizo acordar a mi cuando viajaba con mi padre.
-¿Por qué? -preguntó Sadie.
Nico se encogió de hombros.
-No me quieren mucho tiempo en un lugar, soy más bien solitario.
Sadie me miró y supe que le recordaba a Anubis, no sólo en aspecto.
-¡Eh! Chicos -murmuró alguien a nuestras espaldas. Me sobresalté y me volví.
Vi a la chica que había venido con nosotros, Samantha.
-¿Puedo ayudar? -preguntó.
Al parecer había escuchado toda la conversación. Sadie la miró dubitativa por unos segundos, pensando si no sería un infiltrado como había dicho la chica. Luego asintió.
-Gracias, ya me estaba aburriendo aquí -dijo Samantha con una sonrisita.
-Samantha, dijiste que seguías la senda de Horus y Neftis, pero no recuerdo haberte visto en la Casa de Brooklyn.
-Aprendí por mi cuenta -se encogió de hombros-. Nunca me gustó seguir las leyes de la Casa de la Vida.
Como Leonid. De lejos vi a Percy y a Annabeth venir.
-¿Vamos a usar su barca? -preguntó Annabeth.
-No -dijo Sadie-. Vamos a usar mi amuleto shen.


Que lindos recuerdos me traía ese amuleto. Cuando conocimos a Bes, antes de saber que Walt iba a morir, cuando busqué a Zia en la cripta... Hermosos.
En fin, al parecer Sadie nos podía llevar a todos. Bien, primer problema resuelto. Ahora había que salvar a Walt.
Fue una sensación rara. Como cuando el auto frena de golpe. Miré adelante y pude ver a Walt semidesmayado. Sadie dejo escapar un gemido y levantó su báculo, lista para atacar a la culpable.
Entonces algo me golpeó por la espalda y caí inconsciente al suelo.

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
SritaFangirl
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Poseidón
Sexo : Femenino
Mensajes : 889
Puntos : 1154
Reputación : 5
Edad : 19
Localización : Fangirlandia
Empleo /Ocio : Leer/Escribir/Usar la computadora/Fangirlear con Loki
Humor : Bipolar/Raro/Géminis

Hoja de Personaje
Barra de honor:
56/100  (56/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Vie 12 Jul 2013, 3:50 pm

Sigue o moriré de la emoción!!!

__________
"...El lector es un viajero entre mundos; el escritor, un habitante de la tierra de la magia..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unmundodefantasia.foroac.com
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Dom 04 Ago 2013, 4:48 pm

Capítulo 6

Cuando recuperé la conciencia, estaba atado junto con Sadie, Walt, Percy, Annabeth y Nico. Al parecer era el último en despertarme, porque todos miraban a un punto en común. Desvié mi vista hacia allí y vi a la chica y Samantha. La última agarraba su khopesh como quien no quiere la cosa.
-Nos ha traicionado -murmuré con furia.
-Gracias por decirlo, Mr Wikipedia -dijo Sadie apretando los dientes.
Bufé y miré a mi hermana.
-¿Por qué confiaste en ella?
-¿Tú no lo hiciste? -me preguntó.
Touché.
Samantha puso los ojos en blanco y caminó hacia nosotros. La chica la siguió.
-No hay que destruirlos aún -dijo Samantha.
-¿Por qué? Yo no pienso igual -la voz de la chica me daba escalofríos.
-Pueden servirnos -se encogió de hombros y clavó sus ojos verdes en mi-. Tal vez para abandonar ese cuerpo...
-¿Con cuál?
-El más fuerte -dirigió su vista a Percy y luego a mi otra vez-. Al dios hay que descartarlo, el cuerpo mortal no puede tener dos... tres almas.
"Tres almas"
Anubis, Apofis y Cronos.
Apofis y Cronos.
Juntos.
Caos.
La chica enarcó una ceja y luego rió con frialdad.
-¿Cómo sé que puedo confiar en ti? Puedes traicionarme al igual que a ellos.
Samantha sonrió.
-Confíe en su instinto.
-Mi instinto me dice que te arroje a las profundidades del Tártaro.
-¿Lo harás?
-No... por ahora.
-¡Te lo mereces! -exclamó Percy.
-Al parecer el hijo de Poseidón está enojado -dijo la chica burlona.
Samantha hizo una media sonrisa y me miró, luego me guiñó un ojo imperceptiblemente.
¿Me guiñó un ojo?
Seguro vi mal, no podía haberme guiñado un ojo. Y si lo había hecho, ¿por qué?
Percy bufó.
-Tu espada me incomoda -murmuró.
Los ojos de Sam brillaron y apareció una leve sonrisa en sus labios. Se acuclilló y nos miró con diversión.
-¿Te incomoda mi khopesh? -preguntó en voz baja.
-Me molesta que seas tú, asquerosa traicionera, la que lo tenga -contestó Percy.
Ella rió y luego nos sonrió, aunque no era fría, era... ¿afectuosa? Alto, no nos miraba, miraba a... ¿Nico? Dioses, tenía la cabeza hecha un lío.
Samantha se paró y giró hacia la chica. Ella estaba dada vuelta y parecía muy concentrada en algo en una mesa. La traidora sacó algo de su bolsillo y lo tiró. La barca de Walt.
Crucé una mirada con Walt y el asintió. Dio media vuelta aún maniatado y agarró el amuleto.
Nico se tensó y vi a Sam, se acercaba a la chica sigilosamente, con su khopesh listo para atacar.
Entonces lo clavó en el hombro de la chica. Esta soltó un grito y se giró a ver a Samantha.
-¡Ahora!
-¡Freak! -chillé.
Guau, Sam había pensado en todo. Cuando lo dijo, la soga se desató.
-¡FRIIIC! -gritó mi grifo apareciendo por el callejón.
Corrí hacia mi grifo psicótico y me apresuré a atarlo a la barca. Sadie, Walt, Percy y Annabeth corrieron hacia la barca y se subieron.
-¿Nico? -grité.
-¡Carter! -lo vi venir con Sam corriendo. Tenían algo agarrado.
Un collar.
Me recorrió un escalofrío. Ese collar brillaba con un fulgor [Exacto, Sadie. Dije fulgor, ¿tienes algún problema?] rojo.
-Apofis y Cronos, no los podíamos dejar -explicó Nico.
-¿Y la chica? -pregunté.
-Su... alma... murió -dijo Samantha entrecortadamente.
-Oh.
Sentí lástima por ella, no había hecho nada malo. "La primera muerte inocente es el inicio de la guerra" me dijo Horus, si, aveces se colaba en mi mente y me hablaba. "¿Dejarás que ese semidiós dirija la misión?" inquirió algo molesto.
-Si -dije, en voz alta, Samantha y Nico me miraron confundidos-. Ehmmmm... Nada.
Subimos a la barca y Nico obligó a Samantha a descansar. Yo fui con Percy.
-¿Adónde vamos? -pregunté.
-Lo más adecuado sería ir al Tártaro -respondió el un poco nervioso-. Tiramos el collar y listo.
-¿Seguro?
-No.
Me di cuenta del peso que estaba poniendo sobre los hombros de Percy.
Suspiré y fui directo por la chica que empezó con nuestros problemas.


Luego de la guerra contra Apofis, habíamos construido tres habitaciones (todavía es un misterio como Freak podía llevar toda la barca) que usábamos cuando recorríamos largas distancias y no era recomendable usar la Duat. Percy parecía estar sorprendido de nuestras "instalaciones" mientras lo llevaba conmigo. Entramos luego de tocar y que nadie contestara.
Como supuse, no estaba descansando. Parecía estar sumida en sus pensamientos, pero clavó sus ojos verdes (que seguían dándome escalofríos) en nosotros.
-¿Pensaron que los traicionaría? -preguntó con un tono burlón en la voz.
-Fuiste muy convincente -dije.
Ella rió amargamente.
-Gracias, aprendí algo de mis días vagando por las calles de Nueva York.
En sus ojos noté algo que no me había dado cuenta antes: nos analizaba como si fuera a tumbarnos en cualquier momento. Recordé a Annabeth.
-Creo que eres hija de Atenea -le dije.
Rió por lo bajo.
-Te aseguro que no, el apellido de mi madre es Redfield -hizo una pausa y me miró, su expresión se ensombreció-. El apellido de mi padrastro es Grissom.

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
SritaFangirl
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Poseidón
Sexo : Femenino
Mensajes : 889
Puntos : 1154
Reputación : 5
Edad : 19
Localización : Fangirlandia
Empleo /Ocio : Leer/Escribir/Usar la computadora/Fangirlear con Loki
Humor : Bipolar/Raro/Géminis

Hoja de Personaje
Barra de honor:
56/100  (56/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Dom 04 Ago 2013, 5:25 pm

G-E-N-I-A-L

podrías incluirme en la historia? Smile

__________
"...El lector es un viajero entre mundos; el escritor, un habitante de la tierra de la magia..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unmundodefantasia.foroac.com
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Lun 05 Ago 2013, 10:41 pm

Ok, sólo dime tus datos básicos de semidiosa (?) acepto cazadoras de Artemisa pero no hija de los tres grandes (?)

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
SritaFangirl
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Poseidón
Sexo : Femenino
Mensajes : 889
Puntos : 1154
Reputación : 5
Edad : 19
Localización : Fangirlandia
Empleo /Ocio : Leer/Escribir/Usar la computadora/Fangirlear con Loki
Humor : Bipolar/Raro/Géminis

Hoja de Personaje
Barra de honor:
56/100  (56/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Lun 05 Ago 2013, 11:56 pm

Nombre: Priscila Gibert
Edad: 15
Cabaña: Cazadora de Artemisa?
Mascota: un tigre blanco de Bengala (se puede?)
Los demás datos están debajo de mi perfil en mi Ficha Personal.

Si necesitas otros datos dímelo.

__________
"...El lector es un viajero entre mundos; el escritor, un habitante de la tierra de la magia..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unmundodefantasia.foroac.com
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Jue 26 Sep 2013, 10:57 pm


Capítulo 7

No tenía ni idea de que alguien hubiese sobrevivido a la explosión del Nomo Vigésimo Séptimo, mucho menos que Anne Grissom había tenido una hija.
-Oh -murmuré, ella me miró con sus ojos verdes relampagueando.
-No los culpo de nada de lo que pasó, mis padres los apoyaron hasta el último aliento, y yo planeo hacerlo si es necesario -dijo.
-Y... -Percy estaba por preguntar algo, pero Annabeth entró.
-Freak se ha vuelto loco -anunció rápidamente-. Vengan.


Si se meten con mi grifo ya es algo personal. Nadie se mete con mi grifo sin salir seriamente lastimado o traumatizado psicológicamente.
El problema era el siguiente: había una flecha clavada en el pie de Freak. Una flecha plateada y brillante.
-¿Quién ha sido? Lo mataré con mis propias manos -vociferé furioso.
Entonces la barca se sacudió y perdimos estabilidad.
-¡Freak! -grité acercándome a la borda para hablarle-. Escúchame, te daré el doble... Triple de pavos, ¿te gustaría?
-¿FRIIIC? -giró su cabeza para mirarme. Traté de parecer calmado.
-No pasa nada, subiré a ti y te la sacaré -aseguré. Y vi otra flecha plateada que se dirigía a él-. ¡Cuidado!
Tarde, se clavó con precisión en su pecho.
Y entonces caímos.
Hice lo más inteligente, mientras caía y pensaba que sería una muerte muy tonta luego de enfrentar a la serpiente del Caos y vivir, agarré a Sadie, si, muy tonto, no creía que podríamos sobrevivir a esa caída de muchos metros, pero bueno, Sadie es mi hermana y... La quiero [Si si, muy lindo lo que dices, Sadie, ahora calla]
Pero estábamos vivos.
Walt había sacado su báculo y creado algo así como una barrera de aire que nos salvó de estrellarnos contra el suelo. Me paré con rapidez sacando mi khopesh de la Duat.
Entonces una flecha plateada se clavó en el espacio que quedaba entre mis pies.
-¿Thalia? -preguntó Annabeth poniéndose adelante mío.
-¡Annabeth! -exclamó una chica corriendo hacia nosotros.
Tenía el cabello negro en punta y llevaba una tiara plateada. Vestía de cazadora y toda su ropa era plateada. Sus ojos eran azules relampagueantes y se clavaron en mi. Parecía que estuviera inspeccionandome. No puedo decir la edad que tenía, pero parecía tener unos 16.
-¿Quienes son? -preguntó con dureza mirando también a Walt y Sadie.
-¿Quienes son ustedes? -preguntó Sadie mientras se posicionaba al lado mío.
-Son las Cazadoras de Artemisa -dijo Samantha mirando a Thalia con frialdad.
-¿Cómo lo sabes? -preguntó Percy.
-Me ofrecieron unirme...
-Aún no es tarde -dijo otra cazadora.
Era medianamente alta y delgada, de piel blanca. Tenía el cabello rubio oscuro. Sus ojos eran entre grises-verdes-celestes. No debía pasar de los 15 años, pero su rostro eran de esos que parecían no tener una edad definida, además de que tenía un aura plateada al igual que todas las cazadoras.
Samantha negó con la cabeza.
-No, no quiero ser cazadora -dijo-. Pero si necesitamos ayuda, me lo deben.
Thalia bufó.
-De todos modos lo habría hecho, son mis amigos.
-¿Qué es lo que deben? -preguntó Percy.
-Nos salvó. Punto final. No más conversación de eso.
Le hice caso, no podía evitarlo, su tono era cortante y rotundo. Sam la miraba con frialdad, parecía haber algo pendiente entre las dos. Lo que me hizo deducir que esa no era toda la historia.
-Priscila -dijo a la cazadora rubia-. Llévalos a darle comida -la aludida asintió y nos miró con un poco de desconfianza, luego dio media vuelta y empezó a caminar hacia una tienda de campaña, yo ya la seguía cuando escuché-. Ustedes no -nos dijo a Percy y a mi-. Tenemos que hablar.


Sinceramente odio esa frase. Nunca conlleva a nada bueno. NUNCA.
Habíamos entrado a una carpa. Percy tensó los músculos, como si recordara algo que había pasado allí. Era acogedora, con sillones tapizados y una fogata que lo alumbraba todo. Lo único malo era los trofeos de caza. Me sentí un poco asqueado, odiaba la caza. Me senté en un banco al lado de Percy.
Thalia me miraba con un poco de desconfianza, sentada frente a Percy y yo, con las manos juntas y la expresión seria.
-Los escucho -dijo.
Empecé yo, contándole resumidamente la historia de como vencimos a Apofis. Después siguió Percy, seguramente notó que me había quedado sin aliento. Cuando terminamos Thalia dijo algo en otro idioma, ¿griego?
-Esto es malo, muy malo -dijo recuperando la compostura-. Y por sí fuera poco... -no pudo terminar la frase porque Priscila entró corriendo a nuestra carpa, claramente aterrada.
-Problemas, con Annabeth y Sadie.


No fue la escena más acogedora que había visto en mi vida, sinceramente me quedé en la puerta de la carpa con el corazón en el puño.
La carpa era enorme, una enfermería portátil. Pero sólo había dos cazadoras, una que recitaba algo mientras que ponía las manos sobre la pierna herida de lo otra, parecía ajena a lo que pasaba. Había candelabros en el techo, bañándolo todo de una luz sobrecogedora.
Y allí, tiradas, estaban Annabeth y Sadie, parecían dormidas, una a espaldas de la otra, con sus cabellos rubios uniendose.
Walt, Sam y Nico estaban en el mismo estado de shock que nosotros. Pero Percy fue rápido y se acercó a las dos. Cuando iba a sacudir a Annabeth, entonces salió volando por los aires.
-No nos toques, hijo del mar, esto no es asunto tuyo -dijeron al mismo tiempo, con la voz sin mostrar ningún sentimiento.
Los ojos tormentosos de Annabeth se habían vuelto del mismo color de la plata, y la misma frialdad. Sadie tenía los ojos del color del zafiro.
Se levantaron y pude ver que flotaban. Literalmente, sus pies estaban a unos 10 centímetros del suelo.
-No puedes esconderte -dijeron a la nada-. O tus amigas sufrirán el mismo destino que tu... Noviecito.
Sam dio un paso al frente, mirándolas desafiante.
-Atrévanse a tocarles un sólo pelo.
-Oh, nos atrevemos a eso y más, nuestra jefa nos lo permitió.
-¡No! No es el momento.
-Debes morir, desde hace siglos que te escondes, no puedes escaparte de nosotros, nuestra jefa va a alzarse, sin importar el precio...
-¡Mienten! -la voz de Samantha tembló.
-La profecía...
-No...
Sam cayó arrodillada, con la cabeza gacha y las manos aferradas a el suelo. Levantó la cabeza, y sus ojos estaban azules, no verdes. Después dijo esto, con voz ronca:
Siete mestizos responderán al llamado.
Por la tormenta o el fuego, el mundo caerá.
Una promesa que mantener con un aliento final.
Y enemigos portando armas a las puertas de la Muerte.

Percy palideció al igual que Nico. Samantha se levantó, con sus ojos del mismo color y miró a Sadie y Annabeth suplicante.
-Por favor, más tiempo, no están listos para entenderlo.
-¿Más tiempo? Las puertas están abiertas desde que decidiste escaparte -dijeron estas.
-Ella me obligó, me dijo... -se estremeció-. Sólo dos meses, dos meses y la profecía se cumplirá.
-Dos meses -dicho esto Annabeth y Sadie cayeron desmayadas estrepitosamente.
-¿Qué... Fue... Eso? -preguntó Percy luego de encargarse de Annabeth.
-Tú no eres de esta época -dedujo Nico.
-No, me he escapado y entré a este cuerpo mortal mientras moría al nacer. Soy Casia, hija de Poseidón, reina consorte de Creta por un tiempo aunque nadie ha contado mis historias, yo cerré las puertas de la Muerte hace más de 2000 años y morí... Pero estas han sido abiertas... Ese no es nuestro problema por ahora... También soy Sam, hija de Apolo, portadora del don de la profecía, y me temo, chicos, que la profecía va a cumplirse en 24 horas, tenemos sólo un día para evitar que Cronos y Apofis se alcen... Y que despierten a algo más maligno que ellos.

____
Perdón por la tardanza, anduve ocupada y eso

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
SritaFangirl
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Poseidón
Sexo : Femenino
Mensajes : 889
Puntos : 1154
Reputación : 5
Edad : 19
Localización : Fangirlandia
Empleo /Ocio : Leer/Escribir/Usar la computadora/Fangirlear con Loki
Humor : Bipolar/Raro/Géminis

Hoja de Personaje
Barra de honor:
56/100  (56/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Vie 27 Sep 2013, 12:56 am

OOOOHHHHHHHH YEEEEEEAHHHHHHH!!!!

__________
"...El lector es un viajero entre mundos; el escritor, un habitante de la tierra de la magia..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unmundodefantasia.foroac.com
LermanWifePJKET
Admin
avatar

Casa : Gryffindor
Padre Olímpico : Artemisa
Sexo : Femenino
Mensajes : 337
Puntos : 383
Reputación : 0
Edad : 17
Localización : Pigfarts
Humor : Depende con quien esté...

Hoja de Personaje
Barra de honor:
50/100  (50/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Dom 13 Oct 2013, 10:39 pm

Capítulo 8:


[Muchísimas gracias, Carter, adoro cuando terminas de esa forma]
Bien, he vuelto, Percy Jackson aquí, no he narrado antes porque... [¡Calla Sadie! ¿Cómo la soportas, Carter?] Bah, no importa.
¿Cómo sabía Sam o Casia o quien fuera, la profecía? Claro, dijo que tenía el don de la profecía pero...
Sam nos dijo que teníamos que ir a Nueva York, porque lo más probable era que quisieran destruir el Olimpo. Las cazadoras se prepararon y Thalia nos dijo que llegarían por la mañana. Y allí estábamos otra vez, en un barco conducido por un grifo psicópata.
Carter y yo decidimos una reunión con Sam entre todos. Nos sentamos en la cubierta y esperamos a que empezara.
-Que ansiosos -murmuró.
-Y... -empezó Sadie enarcando una ceja. Me daba un poco de miedo, sentía que podía ser poseída por ese espíritu en cualquier momento.
Sam suspiró y jugueteó con su anillo. No había reparado en él. Era de plata y tenía una piedra que no pude distinguir.
-Yo era la hija de Poseidón y una mortal del reino de Creta -empezó-. Antes de cumplir un año, mi madre murió y fui entregada a los reyes de aquel entonces, la reina era amiga de mi madre. Fui criada como una princesa, y acortejada por todos los hombres del reino, incluido el príncipe, Meliseo.
>>Al cumplir 14 años, Meliseo me pidió matrimonio y acepté, no lo amaba de verdad, pero debía ser agradecida con la familia que me había cuidado.
-¿Catorce años? -preguntó Sadie sorprendida.
-Esa era la edad más común para casarse, ¿no has leído Romeo y Julieta? -Sadie negó con la cabeza y siguió la historia.
>>El día antes de la boda, una mujer hermosa se apareció en mi cuarto y tuvimos una charla, me dijo que me esperaba un futuro lleno de tristeza y que aún tenía tiempo, le respondí que no había más tiempo, que me iba a casar con Meliseo...
-Alto, ¿Meliseo no era el padre de Melissa? -dijo Nico frunciendo el ceño-. ¿Eres la madre de una ninfa?
-¡Dejen de interrumpir! -exclamó Sam molesta-. Como decía, la mujer me prometió que iba a hacer mi vida amorosa interesante y se fue...
-¡Afrodita! -murmuré-. Ella me dijo lo mismo.
Annabeth me miró sorprendida.
-¿En serio? -preguntó.
-S...
-¿Quieren que termine mi historia? -preguntó Sam.
-Si -respondimos todos.
-Me casé con Meliseo pero al año conoció a una ninfa y... Ella lo hechizó -bajó la cabeza-. Y luego... Él me fue infiel y tuvo una hija con la ninfa, que luego sería Melissa, una de las ninfas que cuidó a Zeus -su voz sonaba dolida y enojada-. Le conté a una de mis amigas y... Toda Creta se enteró, pero Meliseo desmintió todo y dijo que yo le había sido infiel y él sólo me daba una lección... Fui repudiada y expulsada del castillo, aún recuerdo la expresión de triunfo de esa ninfa... -sus ojos brillaron de furia y tuve ganas de salir corriendo-. Huí de Creta y viajé sin rumbo, con lo poco que había logrado sacar del castillo. Hasta que los encontré -sonrió melancólica.
>>Eran siete, una hija de Júpiter, una de Plutón, una de Marte, uno de Atenea, uno de Hefesto, una de Afrodita y... Uno de Hades -miró a Nico de reojo-. Iban a las Puertas de la Muerte, me dijeron, les dije que era hija de Poseidón y me dejaron ir con ellos.
>>Había una profecía, los dioses les habían encargado una misión. Una noche, se apareció ante mi la diosa Hera -Annabeth gruñó-, me advirtió que no me metiera en los asuntos de los dioses, su marido estaba enojado, pero ella y Afrodita me apoyaban. Le agradecí y me dio este anillo -extendió su mano-, me dijo que tenía una misión especial, ayudarlos, y que ese anillo me iba a ayudar a hacerlo. Le prometí hacerlo. Al día siguiente llegamos a las Puertas de la Muerte y luchamos contra los romanos y los griegos. Entonces hubo un problema: había que cerrar las puertas de adentro y de afuera -Annabeth soltó un grito ahogado-. Los dioses eligieron a la hermana de Fedro, Leda, ella sólo tenía 11 años -Sadie dejó escapar un grito ahogado como el de Annabeth-. Yo desafié la voluntad de los dioses -sus ojos brillaron de color blanco al igual que su anillo.
-Ehm... ¿Sam? -dijo Carter.
Entonces todo desapareció.
Estábamos parados en medio de un campo de batalla. Hombres con armaduras griegas y romanas peleaban a muerte. Y ocho chicos luchaban cerca de unas puertas de 13 metros. De repente estábamos parados junto a ellos.
Una chica de cabello y piel morena de unos 11 años luchaba con uno debilucho de cabello castaño contra unos griegos. Había una igual a Thalia, pero con el cabello rubio, supuse era la hija de Júpiter, y otra que me recordaba a Silena, la hija de Afrodita; parecían mejores amigas, de esas que salen de compras y matan monstruos, lo normal. Una parecía capaz de cargarse a todos sin despeinarse, la hija de Marte, supuse; estaba peleando junto con un chico de cabello negro y ojos tormentosos como los de Annabeth, el hijo de Atenea. Y luchando espalda contra espalda... Contuve el aliento.
-¿Eres tú? -le pregunté a Sam.
-Si -dijo con tristeza.
"Es tu hermana" me recordé. Era tan... Guau. Tenía el cabello castaño hasta los hombros cayéndole en una cascada de rulos, sus ojos eran tan verdes como un prado. Lo más atrayente era su sonrisa, parecía no poder parar de sonreír.
-¡Mataré más monstruos que tú! -le dijo al chico que luchaba a su espalda.
-¡Ya quisieras, Casia! -dijo él, y otra vez contuve el aliento.
Era igual a Nico, pero sin esa expresión sombría, tenía una amplia sonrisa y expresión traviesa. Además de que debía tener unos 16 años.
Entonces Casia estuvo a punto de caer y el chico la agarró justo a tiempo. De alguna forma quedaron a unos centímetros.
-Te cuido las espaldas -murmuró él y acortó la distancia de sus labios para besarla.
Sam bajó la cabeza y me pareció ver una lágrima cayendo por su mejilla.
-Fedro -murmuró Casia sorprendida.
-Vamos a destruir traseros romanos -Fedro sonrió mientras se reincorporaban.
Los 8 siguieron peleando hasta que no quedaba nadie.
-Destruyeron dos ejércitos -dije sorprendido.
Sam se encogió de hombros.
-Ahora, el problema es quien va a cerrar las puertas -dijo la chica igual a Thalia.
Entonces el cuerpo de la chica morena brilló.
-¡No! -exclamó Fedro abrazándola.
-Soy... Yo -murmuró la chica con los ojos llenos de lágrimas.
Se hizo un silencio sepulcral.
-No -dijo Casia con firmeza-. Iré yo.
-Casia -la chica de Afrodita la miró con tristeza-. Tú no eres una de...
-¿Los siete? No, yo soy la octava rueda, tengo que ayudarlos, lo prometí.
-¡Una promesa que cumplir con un último aliento! -exclamó el chico castaño.
-No te dejaré... -empezó Fedro.
-No te estoy pidiendo permiso -interrumpió Casia con tranquilidad.
Los abrazó a todos y cuando llegó a Fedro él la besó.
-Te amo... -murmuró.
-Fedro... Yo también.
Casia se separó e inhaló mientras se colocaba del otro lado de las puertas.
-Los quiero -dijo mientras la cerraba.
Y estábamos detrás de ella. Cuando las terminaba de cerrar, ocurrió algo. Leda gritó. Fedro se agarraba el estómago y luego cayó al suelo ensangrentado. Un chico de expresión psicópata y ojos dorados rió con una espada en la mano.
-¡No! -gritó Casia, pero las puertas se cerraron-. ¡No! ¡FEDRO! -empezó a pegarle a las puertas.
Una risa fría se escuchó.
-Así te pagan los dioses.
Tuve un escalofrío. Abracé a Annabeth protectoramente. Esa voz no era humana, parecía dormida.
-Buenas noches, Casia, disfruta de mi compañía para la eternidad.
Y estábamos de nuevo en la cubierta del barco. Sam cayó al suelo agarrando su anillo y con la cabeza gacha. Nico se arrodilló a su lado y le pasó un brazo por los hombros.
-Sam... -dijo mirándola.
-¿Hay algo más? -preguntó Sadie, en los brazos de Walt y con miedo en sus ojos.
Sam inspiró y se levantó con ayuda de Nico.
-En ese lado de las Puertas, estaban todos los monstruos existentes, pero ellos... Simplemente no me atacaban, pasaban por mi lado y me miraban con burla, decían algo acerca de lo que pasaba y se iban.
>>Intenté por todas las maneras de morir, con mi espada, golpeandome la cabeza con las paredes, sumergiéndome en el río de Fuego, provocando a las empousas, a el Minotauro, ¡a Medusa! -me recorrió un escalofrío.
-¿Y... Esa voz? -preguntó Annabeth con un hilito de voz.
-Gea -sus ojos brillaron de una forma extraña, entre el miedo, la furia y la locura-. Me hablaba, se burlaba de mi, me mostraba imágenes de lo que pasaba con Fedro y mis amigos una y otra vez... Me volví loca.
Extrañamente no me fue difícil imaginarme a Casia en un rincón, con los ojos desorbitados y murmurando cosas acerca de sus amigos, con una voz riéndose... Me daba miedo, y mucho.
"¿Te gustaría quedar como tu amiga, pequeño héroe?" me dijo una voz en mi cabeza, la misma que había escuchado Casia. Me recorrió un escalofrío por todo el cuerpo.
-Pero, un día, mi cuerpo empezó a pudrirse, me iba a morir, agradecí a los dioses. Pero, en cambio... Mi alma seguía viva.
-¿Eras un fantasma? -pregunté.
-¡No! Yo era un espíritu, y me vi viviendo en otro cuerpo, una nueva vida, en Egipto, Nefertiti.
Walt abrió mucho los ojos.
-¿Nefertiti?
-Si, me casé con Ajenatón y después de tener mi vida con él... Me traicionó, quedé despojada de todo y escapé. Vagué por Egipto hasta que llegué a un pueblo que traía esclavos de Grecia.
Nos vimos mirando la escena otra vez. Nefertiti estaba escondida detrás de unas piedras mirando a unos hombres llevando a gente de todas las edades ataviada con túnicas griegas. Se levantó y siguió andando. Miró a los guardias y les dijo algo en egipcio mientras aparecía un báculo en su mano. Los guardias la miraron asustados y salieron corriendo.
-Bienvenidos a Egiptos, soy Nefertiti, por favor anden con cuidado, son libres -dijo Nefertiti sonriendo, por lo que se hizo más hermosa.
Un chico avanzó, era igual a Fedro, pero de unos 40 años. Parecía ser una maldición.
-Soy Olimpio, hijo de Hades -dijo el chico-. Agradecemos tu ayuda.
-No es nada -sus ojos brillaron de tristeza por un momento.
La escena se deshizo y estábamos otra vez en la cubierta.
-Es una maldición -dijo Walt.
-Estoy condenada a la muerte -coincidió ella-. Pero no de esa forma, estoy condenada a amar a la muerte -miró a Nico de reojo-. Los hijos de Hades tienen una historia trágica, nunca viven mucho y siempre mueren de la forma más horrible posible.
Nico me miró como si recordara a su hermana, Bianca.
-Estoy condenada a morir por amor, de alguna forma estoy como Calypso -dijo Sam y me miró-. Enamorada de alguien que no se puede quedar.
-¿La conoces? -pregunté y pude notar tristeza en mi voz.
Asintió con la cabeza.
-La veo de vez en cuando, en sueños, ella me contó de un héroe valiente, de hermosos ojos verdes y corazón noble, un hijo de Poseidón del cual se enamoró perdidamente, que le prometió plantar un lazo de luna en Manhattan -sonreí un poco sonrojado-. Y que hablaba en sueños, de una tal Annabeth, me dijo que había entendido que no tenía posibilidad, porque su corazón estaba tomado, como todos. Me dijo que había hablado con Hermes luego de que se fuera en busca de Annabeth, que las Moiras también querían mandarle a Nico di Angelo, un hijo de Hades -Nico abrió mucho los ojos-. Pero que él tenía un destino diferente.
-La profecía de los sietes -aventuró Annabeth.
-No, él es la octava rueda, como yo.

__________
Estudiar en Hogwarts, entrenar en el Campamento Mestizo, seguir mi senda en la Casa de Brooklyn, vivir en Idhún, pelear en los Juegos del Hambre y derrumbar la Sociedad
Para ser INFINITO


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.hogwartsgeneracion3.com/
SritaFangirl
Admin
avatar

Casa : Slytherin
Padre Olímpico : Poseidón
Sexo : Femenino
Mensajes : 889
Puntos : 1154
Reputación : 5
Edad : 19
Localización : Fangirlandia
Empleo /Ocio : Leer/Escribir/Usar la computadora/Fangirlear con Loki
Humor : Bipolar/Raro/Géminis

Hoja de Personaje
Barra de honor:
56/100  (56/100)
Ficha personal:

MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   Dom 13 Oct 2013, 11:46 pm

Escribes taaaaaan genial...

__________
"...El lector es un viajero entre mundos; el escritor, un habitante de la tierra de la magia..."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unmundodefantasia.foroac.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The Son of Sobek II   

Volver arriba Ir abajo
 
The Son of Sobek II
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mitología de Sobek

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Un Mundo de Fantasía :: Todo para Escribir :: Fan fics :: Crossover de dos o más libros-
Cambiar a: